miércoles, 29 de febrero de 2012

Diseño y Construcción de Microambientes II

EL LUMBRICARIO

El Lumbricario:

Es un diseño de entorno con elementos esenciales para la conservación y reproducción de anélidos, que permitirá observar: su acción excavadora, su misión de airear los suelos, sus deyecciones, su auto-reproducción hermafrodita, su reacción a la luz y su diversidad de géneros. Cada lombriz es una fábrica viviente de suelos, come material vegetal en descomposición (humus): al comerla, traga diminutos granos de arena, mezclándola con la materia vegetal en su extraordinario sistema digestivo. En comparación con el suelo original ingerido por la lombriz, se ha descubierto que sus deyecciones o heces contienen:

· 5 veces más nitrógeno.

· 11 veces más potasio.

· 7 veces más fósforo.

· 3 veces más magnesio.

· 40 por ciento más humus.

¿Qué se necesita para construir un Lumbricario?

Se utiliza el material recomendado para la elaboración del Hormiguero a la lámina de vidrio, que va a servir de base, se le manda a hacer un pequeño orificio, donde decidas cortar los vidrios, para colocar un trozo de manguera con una medida de 5/16 de diámetro y unos 60 cm. de largo y conectarla a una botella plástica, con la finalidad de recoger el humus líquido que va saliendo de nuestro lumbricario (ver figura). Igualmente se te sugiere la utilización de botellas plásticas para la construcción, estudio y exhibición de las lombrices (modelos presentados en la guía)

¿Cómo construir el Lumbricario?

· Coloca la arena gruesa lavada o grava de tal forma de tener una capa de aproximadamente 2 cm de espesor.

· Cubre con papel periódico el área (mesa) donde trabajarás para no ensuciarla o mancharla con los materiales.

· Coloca una capa de arena fina lavada de aproximadamente 1 cm de espesor.

· Coloca tierra negra o de jardín hasta formar una capa de aproximadamente 6 cm de espesor.

· Coloca una capa de arena fina lavada de aproximadamente 3 cm de espesor.

· Coloca una capa de tierra negra de aproximadamente 6 cm de espesor.

· Coloca una capa de tierra negra con trozos de materia orgánica tales como hojas pequeñas, conchas de frutas, de verduras, cáscaras de huevo trituradas, estiércol de ganado ya descompuesto, entre otros, la capa debe tener aproximadamente 2 cm de espesor.

· Riega con agua para humedecer la tierra.

· Coloca el Lumbricario en un lugar fresco y aireado donde la luminosidad sea indirecta o cúbrelo con un paño opaco y controla la humedad regando cada 5 días la tierra.

· Coloca en la superficie del Lumbricario, algunos restos orgánicos de plantas o de animales cada 7 días.

· Para mantener el lumbricario en buenas condiciones remueve la tierra cada 2 o 3 meses, o cuando lo consideres necesario.


1 comentario: